¿Hay diferencia entre subcontratación y outsourcing?

En ocasiones las empresas presentan obstáculos en sus distintos procesos por no contar con las herramientas o el tiempo suficiente para llevarlos a acabo. Esto, de no atenderse, podría repercutir en el cumplimiento de objetivos y en el crecimiento de la organización.

Para poder atender esta situación, el ámbito empresarial está manejando alternativas eficaces como la subcontratación o el outsourcing, los cuales permiten delegar ciertas tareas a profesionales externos. Si bien, podemos relacionar estos términos debido a sus funciones, ambos poseen características y procesos distintos en cuanto a las actividades que desempeñan.

A continuación, veremos la diferencia entre subcontratación y outsourcing y en qué consiste cada uno.

¿Qué es la subcontratación?

La subcontratación se conoce como una forma de relación laboral que involucra la contratación de una empresa externa que funcione como intermediaria entre el empleado y la organización beneficiaria. Esto quiere decir que la empresa externa proveerá al cliente de profesionales especializados para realizar tareas específicas al interior de la organización. Dichos expertos quedan bajo la supervisión del cliente para asegurar que se estén cumpliendo las actividades requeridas.

Este tipo de estrategia suele utilizarse, sobre todo, para la realización de proyectos, por lo que una vez finalizados, la organización beneficiada ya no requiere de sus servicios.

¿A qué nos referimos con outsourcing en el 2019?

El outsourcing propone una relación de tan sólo dos partes: la empresa contratante y la empresa externa. En este caso, el vínculo tiene por objetivo que la organización beneficiada delegue procesos internos a una empresa externa, para que esta los atienda por un tiempo indefinido.  Esto supone una mayor concentración de nuestro personal en las actividades sustanciales de la empresa, ya que les retira la responsabilidad de desempeñar tareas repetitivas, que requiere invertir mucho tiempo.

Diferencia entre subcontratación y outsourcing

La diferencia entre el outsourcing y la subcontratación radica en que el primero realiza las tareas asignadas fuera de la organización que los contrató, mientras que el segundo entrega expertos en un área para que laboren dentro de las empresas.

Por otra parte, el tiempo destinado para la prestación del servicio también cambia, ya que el outsourcing sirve para desempeñar procesos rutinarios de las organizaciones, mientras que la subcontratación se enfoca en tareas específicas y momentáneas, que están fuera del área de conocimiento del cliente.

Un ejemplo para el caso del outsourcing es cuando al emprender un negocio no se tiene el tiempo ni los recursos para integrar un departamento de Recursos Humanos, por lo que se solicita la ayuda de una empresa externa que realice el proceso de reclutamiento y selección. Para el caso de la subcontratación, las empresas solicitan expertos en distintas áreas para cubrir, de forma temporal, periodos de vacaciones o temporadas de alta demanda laboral.

¿Cuál elegir?

La elección de cualquiera de estos dos métodos dependerá de las necesidades y actividades de nuestra empresa. Sin embargo, ambos ofrecen ventajas como reducción de costos, agilidad en los procesos y mejoras en la gestión del equipo de trabajo, para poder atender los objetivos primordiales de la organización.

Deja un comentario