Externalizar remuneraciones: gran beneficio para empresas

En la vorágine de la actualidad, donde la competencia demanda que las empresas cuenten con perfiles cada vez más capacitados para crecer en el mercado, cualidades como la precisión y la confiabilidad en el pago de remuneraciones y manejo de contratos, es uno de los factores más importantes para retener al talento humano. 

Por tal razón, no es ninguna sorpresa que casi un 40% de las organizaciones en Chile tenga, por lo menos, un servicio bajo un vínculo de externalización, los cuales aseguran que todos los procesos se cumplan en el tiempo estimado y sin errores. 

Para mayor claridad, subcontratar o externalizar refiere a un proceso en el cual una empresa delega cierta responsabilidad a otra, es decir, encomienda, mediante una relación contractual, la tutela de una parte específica del proyecto a una sociedad profesional en su tema.

Pero ¿por qué deberíamos externalizar remuneraciones? A continuación, los principales beneficios para nuestra empresa.

Mayor productividad

Para una compañía que no cuenta con un departamento de Recursos Humanos, externalizar tal proceso permite un mayor enfoque en los desafíos propios; por ejemplo, si un negocio de telecomunicaciones opta por subcontratar el pago de nóminas, el personal de su empresa tendrá mayor disponibilidad tanto para capacitarse como para atender a las funciones que tienen estricta concordancia con el ámbito de su operación.

Adaptación y cumplimiento de las normas legales

Toda relación laboral está sujeta al Código de Trabajo, el cual garantiza que todos los empleados puedan exigir sus derechos laborales y previsionales. La empresa de externalización, regida a su vez por la ley de Subcontratación, es una aliada en esta fase, debido a que se mantiene actualizada sobre el cumplimiento de la normativa vigente, previniendo multas por la omisión de pagos legales.

Reportes completos 

El pago de remuneraciones involucra una serie de aspectos, estando entre los principales la formulación de contratos y almacenamiento, registro de anticipos, control de vacaciones, ausentismos, cálculo de cotizaciones previsionales y sueldo fijo, entre otros.

En este escenario, la empresa subcontratada contará con todos los documentos pertinentes y actualizados para poder realizar el pago de remuneraciones de manera efectiva, en el tiempo estipulado. 

Ahorro de tiempo y costos

Una empresa que no tenga personal especializado para realizar el pago de nóminas invertirá bastante tiempo en este proceso y, posiblemente, cometerá errores, generando mayores gastos. Sin embargo, al contratar una empresa externalizada los procesos son atendidos por personal capacitado, logrando reducir hasta un 20% en costos fijos y aumentando la productividad de los trabajadores. 

Retención de personal

Dado que las empresas de subcontratación manejan la información de manera efectiva y realizan los procesos acordes a las fechas marcadas, los empleados reciben su pago y sus liquidaciones de remuneraciones en tiempo para que puedan realizar cualquier tipo de observación, en caso de requerirlo. 

Esto ayuda a que los empleados generen confianza con la empresa, volviéndose parte de la estrategia de retención de los colaboradores. 

En conclusión, externalizar remuneraciones es un proceso que permite a las empresas delegar responsabilidades, con el fin de obtener beneficios en cuanto a tiempo y costos, mejorando a productividad y el desempeño de los empleados. 

Como resultado, los negocios pueden emprender nuevos rumbos y destacarse ante la competencia, dejando el pago de remuneraciones bajo la supervisión de una entidad profesional. 

Deja un comentario